Calatañazor, donde el silencio escribió su historia.

Lo ideal para escribir este post sería poner fotos y silencio, pero quiero compartir contigo todo lo que he vivido en esta escapada. La frase, donde el silencio escribió su historia, según nos dijo uno de los hermanos que lleva la casa rural, es una frase que define al pueblo.

Todo empezó por una caja de escapada de esas que cada vez que buscas un hotel o está lleno, o tienen que ser 2 noches o es la básica, tendría que pagar un suplemento y así hasta 9 hoteles en Ávila, queríamos un sitio cercano a Madrid para ir en moto y de pronto me topé con Soria y en concreto con Calatañazor, me sonó a pueblo perdido, desconocido y llamamos a La casa rural de  Calatañazorhttp://www.calatanazor.com/, nos atendió un chico muy amable y en nada teníamos la reserva hecha, cuando comentamos que nos íbamos a este pueblo todo el mundo lo conocía y nos hablaron muy bien de él y del entorno.

 El sábado a las 9 de la mañana preparados para la desconexión, Manolo, la moto y yo, creo que se nota que me sale la vena “macarra” cuando me pongo la ropa de motera ;), el viaje muy agradable con el calor que está haciendo,  parada obligada en el Área de Boceguillas  http://areaboceguillas.com/, como muestra un botón del camino a los baños, la salida 118 si viajáis en dirección Burgos, o la 115 si lo hacéis en dirección Madrid.

 

 

Siguiente parada en San Esteban de Gormaz

  http://www.sorianitelaimaginas.com/localidades/san-esteban-de-gormaz

http://rutadelvinoriberadelduero.es

Uno de los pueblos de la ruta del vino de la Ribera del Duero, las fotos están sacadas desde el puente medieval sobre el río Duero.

Y por fin Calatañazor, pueblo pequeño y encantador, nos alojamos en la Casa rural de Calatañazor, casa con aires mozárabes, en la barra/recepción dos hermanos muy amables que nos enseñaron los sitios de interés para visitar y nos guardaron la maleta mientras terminaban de hacer la habitación, comimos en el Restaurante El Sabinar, la comida muy buena, creo que nos equivocamos al pedir, para compartir, 2 entrantes y un segundo porque nos quedamos un pelín cortos.

Descansamos un rato y nos acercamos al pantano de Cuerda del Pozo donde han habilitado una zona para el baño y deportes naúticos, la Playa de Pita http://sendadelduero.com/soria.html, con el calor que hacía se agradeció el baño, es una playa diferente.

Y por fin al sol bajó y nos acercamos al Monumento natural de la Fuentona, no encuentro las pala-

bras para conseguir trasmitirte lo que sentí en este paraje

           

En la primera foto, el camino, hay un silencio que te envuelve, que te llena de paz, me parecía un camino por el que había pasado un gigante tirando piedras para no olvidar nunca ese camino.

Las flores, unas margaritas como las de antes y agua que sólo sabe a agua y la cascada hoy seca pero en época de lluvia nos han contado que es impresionante, así que en febrero o marzo volveremos.

Y al final de este camino, la Fuentona, nacimiento del río Abión,  http://sorianitelaimaginas.com/patrimonio/monumento-natural-de-la-fuentona

una laguna que parece salida de la nada y que es el nacimiento de un río, sin palabras me quedé.

De vuelta a la realidad, volvimos al hotel y a cenar, decidimos tapear en La casa del cura posadarealcasadelcura.com y para sorpresa nuestra nos encontramos con cena y concierto de rock y para mayor sorpresa el cantante del grupo, Proyecto hermético, La Banda de ROCK del Vagón, es uno de los hermanos que llevan la Casa rural de Calatañazor y La casa del Cura.

A dormir y de vuelta a Madrid, nos hemos quedado con las ganas de ver la cascada con agua, de hacer alguna ruta por el Cañón de Río Lobos, en febrero o marzo repetiremos.

La foto de la portada me ha servido de inspiración para hacer las tapas de los bolsos para la temporada que viene y tengo en mente unos collares que necesito pasar a la realidad porque tienen buena pinta :)).

Si queréis saber donde escribió su historia el silencio…..